Alejandro Díaz Fotógrafo Lanzarote

Canario por nacimiento y también por devoción, Alejandro Díaz se ha convertido en uno los fotógrafos de bodas más inspiracionales del Archipiélago. A pesar su juventud, su amor por lo que hace y su cercanía tras la cámara lo han llevado a recorrer el mundo captando la esencia de cientos de parejas, y como él mismo dice, inmortalizando el recuerdo de cada historia de amor.

En este post, Alejandro nos cuenta más sobre la cara más profunda y menos visible de su trabajo, compartiendo sus mejores consejos para todas las parejas que busquen inspiración.

Alejandro Díaz Fotógrafo Lanzarote

– ¿Cómo fueron tus inicios en la fotografía?

La verdad es que se dieron por casualidades de la vida. Mi padre ha estado ligado a  la fotografía desde que era joven, por lo que en casa siempre hubo contacto, pero yo hacía caso omiso; siempre estuve más ligado a la música. Comencé a estudiar Ingeniería de Sonido pero no funcionó la cosa, y decidí estudiar una formación profesional de Sonido e Imagen en Madrid. Y sorprendentemente empezó a gustarme más la parte de fotografía, y comencé a trabajar en fiestas y eventos mientras estudiaba para vivir más tranquilo en Madrid. 

En 2011 terminé mis estudios y decidí volver a Lanzarote porque Madrid estaba en plena crisis, aunque cuando llegué a la isla, me encontré que la situación estaba igual o peor. Y decidí sacar mi cámara a la calle, a fiestas populares y eventos, haciendo fotos y compartiéndolas en redes sociales. Y de una forma u otra se me empezó a conocer.

– ¿Y cómo llegó la fotografía de bodas?

Una amiga mía se casaba y me preguntó si podía fotografiar la celebración; y sin tener ni idea de como se hacía una boda, fuimos adelante. A ella le gustó el trabajo, y a mí, la experiencia. Me di cuenta de que mucha gente venía a la isla para casarse y decidí emprender mi propia empresa. Empecé en el año 2012 con tres o cuatro bodas al año, y ahora han crecido hasta 60 o 70. Un largo proceso de menos a más en el que finalmente puedo decir que Alejandro Díaz vive de ello. 

– ¿Qué es lo que más te gusta de este tipo de fotografía?

Para mí lo que más valor tiene es ser dueño de un recuerdo tan importante. Aunque pueda dar algo de miedo, esa responsabilidad me encanta. Y me llena que después de años, ese recuerdo físico permanezca y haya sido creado por mí. Esa sensación es sin duda lo que más me gusta.

Alejandro Díaz Fotógrafo Lanzarote

– También haces fotografías de pareja. ¿Cómo se vive un día de sesión? 

La verdad es que no planteo mi trabajo como sesiones. Lo que hago es pasar un día con mis clientes y contar una historia de ese día. Siempre intento que ellos no sientan que están contratando un servicio, sino un recuerdo. Una imagen que les haga volver a lo que sintieron en ese momento. 

Con cada pareja es diferente. A veces ese recuerdo se logra en un par de horas, y otras, en sólo 20 minutos. Siempre hay un ritmo distinto, pero hasta que no tengamos ese reflejo, yo no me voy. 

Alejandro Díaz Fotógrafo Lanzarote

– ¿Llevas una  idea planificada, o dejas cierto margen a la improvisación?

Lo único que yo puedo controlar es la luz del sol y la adaptación al clima. Más allá de los aspectos técnicos, todo es improvisación. Aunque no lo creas, depende mucho de ellos, ¡y muy poco de mí! Mi misión es que sean ellos mismos y poder reflejarlo así. 

– Háblanos de tu fotografía favorita. 

Realmente es muy difícil decidir una foto en concreto porque para mí no son fotos, son historias. Y entre una historia y otra es imposible decidir.

Si tuviera que elegir un momento donde las condiciones se realmente se hayan dado, sería una fotografía tirada desde el aire en la playa de Las Conchas, en La Graciosa. Una foto muy fácil donde se dieron todas las condiciones. Sin embargo, el 99% de las imágenes son mis favoritas. 

Alejandro Díaz Fotógrafo Lanzarote

– ¿Cómo se crea esa química entre fotógrafo y pareja? 

No hay una explicación exacta, pero la conexión es uno de los pilares más fundamentales de mi trabajo. Intento ayudar con mi forma de ser, soy una persona muy cercana y me pongo en la postura de la pareja, en cómo me gustaría que me trataran a mí. No los hago sentir como clientes, sino como compañeros, siendo empático y dejando que todo surja de forma natural. Trato de crear un vínculo real, y creo que lo consigo el 99% de las veces. Actualmente, si no puedo tener contacto directo con los clientes y la gestión es a través de un intermediario, no hago el trabajo. 

– Háblanos sobre algo que te inspire. 

Para coger ideas e inspirarme veo mucho cine, series, ideas de otros artistas, cuadros, pinturas. Y para desconectar y encontrarme a mí mismo, no hay nada como la isla de Lanzarote y su mar. Si no tuviera ese respiro de estar tranquilo en el mar, no podría hacer esto. Lanzarote es mi lugar. 

– ¿Por qué crees que viene tanta gente a Lanzarote para celebrar su boda?

Tenemos la suerte de vivir en un lugar que tiene energía. La gente no visita la isla por sus playas o su clima, sino por cómo se siente aquí. El 90% de personas que se casan en Lanzarote ya han estado antes. Yo pienso que es por su atmósfera, por el contraste de los volcanes, la cantidad de distintos paisajes en pocos kilómetros. Para mí, la gente viene aquí para sentir Lanzarote, algo que no puede describirse en palabras.

Alejandro Díaz Fotógrafo Lanzarote

– ¿Qué consejos le darías a una pareja antes del día de su boda?

El consejo que yo doy es que no jueguen con su recuerdo. El día pasa, y al final sólo queda en la memoria. La celebración se acaba, el catering se termina y el traje no te lo vuelves a poner… Pero las fotografías y los vídeos duran para siempre. No hay dinero que pague una foto con tu abuelo el día que no esté contigo. Y poder mantener ese recuerdo con todos tus seres queridos, en un día tan especial, es para siempre. No hay nada que pague una historia bien contada. 

– ¿Qué papel tienen las redes sociales en tu trabajo?

Mi segunda oficina está en Facebook, Instagram y mi página web. Diría que son los tres pilares para cualquier fotógrafo que quiera hacer cosas a nivel internacional. Si quieres descubrir mundo y trabajar con otras culturas, es fundamental moverse a través de las redes sociales. Casi todas las bodas que me han salido fuera de España han sido gracias a ello.

Alejandro Díaz Fotógrafo Lanzarote

– ¿Cómo se puede ver tu trabajo y contactarte? ¿Cuánto tiempo de antelación se necesita? 

Para echar un vistazo a mi trabajo puedes pasarte por mi Instagram. Y si quieres ver en profundidad cada historia, te invito a mi página web

Ahora mismo estoy dando cita para año y medio. Por eso es importante bloquear la fecha cuanto antes. Unas fotos preboda puedo hacerlas de una semana a otra. Pero para una boda, cuanta más antelación, mejor. Mi forma preferida de contacto es una llamada, una videollamada o por supuesto vernos: escuchar la voz de la persona y sentir con quién estoy hablando.