Francisco Corujo

El tenor lanzaroteño Pancho Corujo da vida a Fausto en esta propuesta compleja e interesante que promete no dejar a nadie indiferente 

El Auditorio de la Cueva de los Verdes se transformará los próximos 8 y 9 de noviembre en escenario de un espectáculo mágico, Fausto versus Mefistófeles. Se trata de una particular fusión de las óperas Fausto” de Charles Gounod y “Mefistófeles” de Arrigo Boito, un recorrido por la trama de este mito universal que tiene al tenor lanzaroteño, Pancho Corujo, como Fausto. 

Corujo habla de esta propuesta como un experimento, de hecho como “el experimento que hace el propio Fausto invocando a Mefistófeles. El experimento consiste en mezclar dos óperas distintas: una francesa, Faust de Gounod, y otra italiana, Mefistofele de Arrigo Boito. Las dos se basan en la misma trama e interpretaremos una selección de su música como hilo conductor de esta dramatización libre de la obra, en ella los tres personajes fundamentales Fausto, Mefistófeles y Margarita nos guiarán por este mítico drama. Sin olvidar La Cueva de los Verdes, cuarto personaje, como alegoría del averno, o de hundimiento personal, por todo su sentido alegórico y mitológico. Creo que será muy interesante”, señala. 

El tenor habla de su personaje, Fausto, al que califica como “un hombre mayor, sabio pero insatisfecho, que ha dedicado su vida al estudio y al conocimiento, pero la conciencia de sus propias limitaciones y la falta de experiencias no vividas le hace incapaz de ser feliz, está profundamente atormentado. En un último intento invoca a Mefistófeles, con quien pacta, vende su alma a cambio de la eterna juventud y los placeres mundanos”. 

 

El tenor Francisco Corujo cantará en dos idiomas

Se trata de un papel especialmente complejo. “El rol de Fausto es complicado ya que hay que evidenciar la madurez y el profundo tormento del personaje y el cambio que hace, después del pacto, hacia la juventud. Está todo muy bien escrito musicalmente, pero también requiere de mucho compromiso escénico por parte de los tres intérpretes”. 

En su caso particular, admite que Fausto “es un rol de gran exigencia, no solo musicalmente, también a nivel actoral. Creo que estoy en un momento de madurez para llevarlo a cabo, tratar de llevarlo a mi terreno sin desnaturalizarlo. Además, en este caso, tiene la dificultad añadida no solo de cantar en dos idiomas diferentes, son dos compositores con lenguajes diferentes, y eso le añade dificultad. Pero a la vez lo vuelve más interesante para el espectador”. 

 

Un espectáculo de ópera universal

Este espectáculo trata de escenificar una obra fundamental de la cultura europea. “Es curioso que siendo un personaje que nace en el siglo XVI tenga tantas connotaciones contemporáneas. Por eso es la base de tantas obras literarias, musicales, y cinematográficas hasta nuestros días. Temas como la eterna juventud, el libre albedrío, la moral, los límites de la naturaleza humana, la salvación… Lo tiene todo”. 

 

La Cueva de los Verdes, un personaje más

Pancho Corujo cree que la ubicación, el escenario elegido, la Cueva de los Verdes, es fundamental en el resultado. “La idea de este espectáculo fue precisamente para conectarlo con la Cueva, nace de la intención de que la Cueva sea un personaje más en la obra, por su poderío estético, por su sentido alegórico, de viaje hacia el interior. Y el imaginario cultural y mitológico como la casa del diablo”, señala.

A pesar de la aparente dificultad de la temática, Corujo asegura que se trata de un espectáculo “muy disfrutable, me niego a que, para disfrutar de la música, y menos cuando se piensa como espectáculo visual, haga falta un despliegue intelectual determinado. Siempre se habla de que el espectador tiene que venir sin prejuicios y abierto, yo pienso distinto, que vengan con todos los prejuicios que tengan y con todas las barreras tópicas que pueda tener la ópera, nuestro deber es derribarlos”, señala. “En la vida hay que ser curioso, tener experiencias de todo tipo, si tienes la oportunidad por qué negarte esa posibilidad de disfrute, de aprendizaje, la posibilidad de la belleza… Después ya está en tu mano decidir si te gusta o no”. 

FRANCISCO CORUJO ESTARÁ ACOMPAÑADO DE GRANDES INTÉRPRETES

La mayor seguridad de que la obra será un éxito, radica, para Pancho Corujo, en que sus compañeros de cartel son unos profesionales excelentes y muy respetados. “Creo que el cast es inmejorable. Cuatro intérpretes jóvenes, pero de dilatada experiencia, es fundamental tener en cuenta que la exigencia de cada uno es muy alta al tratarse de roles de alto nivel de dificultad”, afirma. “Conozco a Simón Orfila desde hace muchos años, hemos cantado muchas veces juntos. Es el bajo español más internacional, canta por todo el mundo, es un lujo que venga a Lanzarote y más para interpretar uno de los papeles más representativos para la cuerda de bajo”.

Pero no es el único. “A la soprano Miren Urbieta la he visto cantar en el Teatro Real de Madrid y también en Valencia, las dos veces como Liù en Turandot ( ver vídeo)  una voz dúctil y con una cualidad tímbrica de primera figura, la parte de Margarita le viene como anillo al dedo, tengo muchas ganas de cantar con ella”, explica. “Y qué decir de Rubén Fernández, hemos hecho muchos conciertos juntos, nos entendemos muy bien, y es un músico excepcional. Por las dimensiones de la Cueva no es posible meter una orquesta, pero Rubén tiene la capacidad de llenar toda la paleta armónica de una orquesta con un piano de cola”.

Pancho Corujo acaba de finalizar ‘Don Giovanni’, con dirección de Carlos Saura en La Coruña, también ha cantado en Las Palmas la ópera española ‘Marina’ para el Festival de Zarzuela de Canarias. “Ahora, justo después del Fausto vs Mefistófeles, comenzaré los ensayos para el estreno mundial de la Ópera ‘O Loro do Carlos V’ de Nani García, junto a la sinfónica de Galicia en el Teatro Colón de A Coruña en una bonita propuesta de María Peinado con la colaboración de Luis Piedrahita”, cuenta el lanzaroteño. “Después volveré a interpretar ‘Don Giovanni’ en el Kursaal de San Sebastián esto ya será en 2020. Y una de las cosas que más ilusión me hace para el próximo año es la grabación de un disco de música popular canaria con arreglos para piano y voz, un proyecto que ha llevado años de trabajo de recopilación y arreglos de partituras”.

Ya los saben, los próximos días 8 y 9 de noviembre, a las 20:00 horas, tienen una cita en el Auditorio de los Verdes. No falten, merecerá la pena. Comprar entradas