Por: Mar Arias De: 23/01/2017 En: Monumento al Campesino

Dos de la tarde. Domingo. Ola de frío en la península. Bajo cero en la mayor parte del país. En Lanzarote brilla el sol y la mañana permite disfrutar al aire libre del mediodía del último día de la semana. Prácticamente sin chaquetones. Con un simple jersey. La luminosidad de las paredes blancas y el verde intenso de las puertas y ventanas del Monumento del Campesino componen el paisaje a la llegada de los comensales.

Gatronomía y folclore canario al sol

Porque al Monumento al Campesino no sólo se va a disfrutar de la visita, también se va a comer, y muy bien. La belleza del edificio es una buena señal de que la jornada será buena. Eso, y los turistas disfrutando de vino malvasía, y papas, y mojos… ante ellos un grupo de folclore canario les lleva a domicilio lo más granado de la idiosincrasia conejera. Cantos, bailes, vino y la luz del sol regándolo todo.

Una jornada más en el paraíso para los locales, una estancia difícil de olvidar para quienes nunca habían visitado el lugar. En la mesa no todo son potajes, lentejas, caldos de millo y pucheros canarios, aunque los hay y muy buenos. Los comensales apuestan por la diversidad en los platos y las copas.

Vino tinto de la tierra, que no sólo hay blancos en Lanzarote, para comer van llegando croquetas de corvina, tablas de quesos canarios, cherne en adobo, solomillo en salsa, conejo en salmorejo, pulpo a la plancha con papas y mojos, carne de cochino, olivas aliñadas…

La atención al cliente es una prioridad

Los tenedores se entrecruzan, la conversación decae unos instantes, los justos para degustar lo servido, decaen para retomarse de nuevo con más brío. El personal del Monumento, pendiente de cada detalle: “¿Todo bien por aquí? ¿Necesitan algo más? ¿Otra botella de vino? El caldo rojizo vuelve a llenar las copas, y aumentan las risas y el tono de las conversaciones.

En el exterior, continúan danzando y cantando los componentes del grupo de folclore. Los turistas disfrutan del momento y tratan de atrapar con sus móviles la escena, y el olor, y el sabor, y la luz, para recrearlo cuando regresen a sus casas. Domingo. Cero grados en la península.

El mejor tiempo del mundo en la isla de Lanzarote.

4 Comentarios:

  • Esto de lo nuestro se deberia potenciar más en todos los ámbitos de esta isla .los de fuera lo reclaman y vienen buscando

    • Gracias Encarna, pensamos igual que usted 🙂

  • Ola está muy bien.
    Quería saber si me podéis da el número de la parranda porque me gustaría apuntarme gracias

    • Estimada Irene, no es necesario apuntarse, puede ir al Monumento al Campesino y disfrutar del espectáculo mientras disfruta de la comida.

Dejar respuesta:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *