Taller sales y jabones Mercado Autóctono Sostenible
Por: Mar Arias De: 27/04/2019 En: Casa-Museo del Campesino

Olores, recuerdos y sensaciones entre jabones y sales aromáticas en el Mercado Autóctono Sostenible.

La artesana jabonera Josefa Calderó Barberá ofrece en el Mercado Autóctono Sostenible MAS, una experiencia diferente para disfrutar haciendo sales aromáticas y adquirir jabones artesanales

Entrar en el espacio que ocupa Josefa Calderó Barberá, Mama Pepa, en el Mercado Autóctono Sostenible MAS de la Casa-Museo del Campesino es sumergirte en un mundo de aromas y colores y, por tanto, de sensaciones y recuerdos provocados por esos olores que nos llevan a diferentes lugares y épocas de nuestra vida. Aromas frutales, salinos, orientales, cítricos, dulzones envasados en bellos recipientes que contienen sales, jabones y velas aromáticas.

Taller sales y jabones Mercado Autóctono Sostenible

Pero, ¿cómo comienza Josefa a elaborar jabones? “Mi primer carnet como artesana es de 2002, pero lo cierto es que yo he hecho jabones desde que era niña. He visto a mis abuelas y a mi madre hacerlos en casa, siempre. Cuando llegué a la isla empecé a trabajar en hostelería y en hoteles, y planteé, en un momento dado, la posibilidad de reciclar los aceites que usaban en el hotel que yo trabajaba para hacer jabones, pero fueron tantas las pegas que me pusieron que lo descarté”, explica. “Yo tenía ganas de hacer jabones, así que cambié la perspectiva y me planteé hacer jabones para el cuerpo. Buscar información hace veinte años, la verdad es que era imposible, no había información tan accesible como ahora, así que decidió ajustar las recetas artesanales que conocía, mejorándolas, para hacer mis propios jabones. A partir de ahí fue un proceso de prueba-error hasta que el resultado me convenció y saqué mi primera línea de jabones corporales, faciales y champús sólidos”.

Aceite de oliva e ingredientes naturales

Taller sales y jabones Mercado Autóctono Sostenible

La base de sus jabones es totalmente natural. Aceites de oliva, “que para mí es el mejor parahacer jabones por sus cualidades para la piel”, mezclados con aceites de coco, ricina, argán, rosa mosqueta, caléndula, romero, ortigas o almendras, siempre de primera presión, como base y luego otros muchos ingredientes frescos, “siempre que es posible local, como el agua de mar, las sales de janubio, la papaya fresca, leche de cabra, higos tunos, jugos de frutas…”, explica. “La función del jabón básica es limpiar, aunque nosotros jugamos con los aceites esenciales y los ingredientes para que tengan otras cualidades hidratantes, exfoliantes, nutrientes… pero no podemos olvidar que los jabones están muy poco tiempo en contacto con la piel, así que la función fundamental debe ser siempre la de limpiar”.

Josefa es consciente, sin embargo, de la fuerza emocional que tienen los aromas y de las sensaciones que transmiten. “Es muy importante que las sensaciones sean muy agradables”, explica.

Entre sales de las Salinas de Janubio

Taller sales y jabones Mercado Autóctono Sostenible

En el Mercado Autóctono Sostenible, tienen todos esos jabones a la venta, así como velas, pero el taller que ofertan al público, por tres euros, como todos, y de una duración de unos quince o veinte minutos, es de elaboración de sales, ya que para realizar jabones se necesitaría un espacio mucho mayor y también mucho más tiempo, al menos tres horas. “Queríamos ofrecer un taller bonito, sencillo y que se pudiera hacer en poco tiempo y las sales aromáticas eran ideales”, explica. “Se puede hacer con los dedos, no entraña ningún peligro y, además, pueden elaborar ellos las sales aromáticas que deseen echando unos ingredientes o eligiendo otros… a veces echan más pétalos de caléndula que sal”, asegura bromeando. “Los talleres están empezando pero creo que es una manera idea de pasar una mañana en familia, y de paso marcharse a casa con una buena remesa de jabones faciales, corporales y champús”.

Josefa asegura que tiene muchos clientes que ya son habituales y van con su lista de la compra a por jabones cada cierto tiempo e invita a todos los lanzaroteños a acudir a conocer sus productos y a disfrutar de una jornada diferente entre aromas, colores y sensaciones.