Mariana Lopes MIAC Castillo de San José

La muestra de la artista y antropóloga brasileña podrá disfrutarse desde el 7 de junio en el espacio expositivo La Cabina del MIAC Castillo de San José

Cuando el pasado y el futuro confluyen en un único concepto, la historia, la imaginación y la antropología del ser humano se dan la mano. Eso ocurre en Shangri-lá, la muestra que desde el próximo 7 de junio al 7 de agosto se podrá ver en el espacio expositivo La Cabina del MIAC Castillo de San José y en la que nuestra memoria es la principal protagonista.

La artífice de ‘Shangri-lá, Álbumes sonoros del pasado que amo en mí’ es Marianna Lopes una brasileña afincada en Lanzarote desde hace cinco años. Esta antropóloga y socióloga llegó a raíz de sus propios estudios a un particular concepto del arte. “Lo que más me ha interesado siempre es la antropología, estudiar las diferentes culturas, la intrahistoria, las narrativas cotidianas, la alteridad, en conclusión”, afirma, explicando que llegó a España para hacer un Máster en Antropología en Madrid y allí empezó a trabajar las metodologías de participación. “Fue todo un poco casual, mi director de tesis doctoral estaba en un departamento de arte y gracias a mi participación en 2014 con una residencia artística en la que trabajan científicos y artistas. En ese momento descubrí que podía utilizar herramientas artísticas para trabajar de una manera mucho más libre e intuitiva”.

‘Shangri-lá’  y las historias de la historia

En 2015, Marianna Lopes llega a Lanzarote y fija su residencia en la isla. “Me pasé los dos primeros años viajando mucho a Madrid por mi tesis, pero ya mi vida transcurre en la isla”, explica. Desde entonces es aquí donde se centra su interés por las pequeñas historias de la gente, de la sociedad en la que vive.

Esa pasión por la intrahistoria, y también su interés por la tecnología, es el principal impulso que late tras ‘Shangri-lá’, un proyecto que ella ya tenía elaborado pero no había visto aún la luz. “Descubrí la convocatoria para esta exposición en La Cabina, y pensé que este proyecto era perfecto”, explica.

 

 

‘Shangri-lá’ es una instalación audio participativa que propone recuperar, mediante respuestas orales a las preguntas propuestas por la obra, partes del pasado, instantes, sensaciones que nos reportan bienaventuranza. El objetivo es crear un álbum sonoro colectivo que registre expresiones particulares de felicidad. Las respuestas se registran vía grabación digital de voz a partir de un dispositivo de telefonía móvil instalado en la cabina.

Futuro y pasado se dan  la mano

“El visitante entra en la cabina y, a través de un dispositivo, contesta a las preguntas que les proponemos y sus respuestas se subirán a la nube. Los participantes, descargando la App en el móvil, podrán escuchar sus mensajes, pero también personas que estén fuera de la isla podrán acceder a ese álbum sonoro on line”, explica la artista. “Una de las peticiones que les hacemos es que canten una canción que tengan en la memoria, en sus recuerdos, una canción que forme parte de su pasado. No hay barreras idiomáticas. Todo nos vale”.

Para Marianna poder presentar su instalación en el MIAC es todo un honor. “Me parece que es el mejor lugar posible para esta iniciativa, una cabina, un lugar que permite jugar con la iconografía de misterio, de recogimiento”, y añade. “A mí me interesaba usar una herramienta de futuro, como es la tecnología, para hablar del pasado, de los recuerdos, y la estética permite recrear un cierto misterio, un viaje al pasado muy particular. Los participantes entran a través de una cortina temporal que puede recordar a esas cabinas del tarot, del circo, un lugar en el tiempo donde van a hablar de su pasado usando tecnología futurista… un juego con el que espero que todo el mundo disfrute”.