David Cordero & Niño de Elche en Cueva de los Verdes Lanzarote
Por: Mar Arias De: 29/01/2018 En: Cueva de los Verdes, Lanzarote

David Cordero “La Cueva de los Verdes es el lugar perfecto para dar vida a nuestra música contemplativa”

El músico trae a Lanzarote, junto a Niño de Elche (Un revolucionario del Flamenco), una propuesta personal de música electrónica y ambiental con diferentes ecos del flamenco,  y el kraut.

La Cueva de Los Verdes se convertirá el próximo sábado 3 de febrero en escenario de una actuación muy especial, la de David Cordero y Niño de Elche, músicos encargados de clausurar la temporada de conciertos 2017/2018 en la Cueva de los Verdes.

En el escenario este singular dúo ofrecerá algo mágico. No en vano, el propio David asegura que elige muy bien los sitios en los que actúa, ya que su música ambiental se fusiona con el propio lugar en el que toca y siempre convierte su actuación en algo diferente. En una experiencia única, que es exactamente lo que busca él en un concierto. “Yo no me gasto el dinero para escuchar lo mismo que puedo disfrutar en mi casa, quiero algo más. Un añadido que haga ese concierto algo singular”, asegura.

David Cordero

Cordero se inició en la música con un proyecto musical enmarcado en el post-rock, ‘Úrsula’. Pero el cuerpo le pedía algo más. Ya en solitario, evolucionó hacia una búsqueda de los sonidos ambientales, relacionada siempre con la electrónica. De hecho su último trabajo, ‘El rumor del oleaje’, se podría definir como electrónica Home Normal.

Él mismo duda a la hora de definir su música. “Creo que soy un músico electrónico pero cercano a la experimentación y al ‘ambient’. Mi música depende un poco de mi estado de ánimo, del lugar en el que me encuentre, y de cómo la enfoque, pero sí es música ambiental”, afirma. “Busco un resultado más pausado, pendiente de la texturas y de las sensaciones que genera ese sonido. A veces la defino también como música contemplativa, creo que es una buena manera de clasificarla”.

La Cueva de los Verdes, un lugar único

Hace un par de años, David decidió reducir mucho sus conciertos pero que, cada uno de ellos, aportara algo nuevo. “Me importa mucho el lugar en el que interpreto mis temas porque no pretendo solo ofrecer un concierto, sino una experiencia diferente”, asegura. “En este sentido, la Cueva de los Verdes es el escenario perfecto. Un lugar único y maravilloso. Conocía la Cueva por su historia musical, que es mucha. Lo primero que me vino a la mente fue que allí había actuado, Brian Eno, y me dije, vamos. Así que he preparado un set diferente y adaptado al lugar”, señala. “Yo entiendo este tipo de actuaciones como algo especial, una experiencia diferente, en un lugar distinto… busco que el público viva una experiencia única”.

Junto a él estará en el escenario, Niño de Elche, o lo que es lo mismo Francisco Contreras, un artista que presenta propuestas artísticas inusuales, en contacto con el flamenco pero evolucionado hacia el kraut y la psicodelia. “Yo tengo una buena relación con Paco y me parece que su música es algo muy bueno y muy fresco. Me fascinó y nos hicimos amigos, y de esa amistad surge la idea de actuar juntos y experimentar con nuestras diferentes formas de hacer música y su fusión”, señala. “Creo que ambos hemos encajado muy bien y surge una oferta que permite disfrutar al espectador, de principio a fin”.

Cordero se resiste a clasificar el resultado. “Hay que verlo. Paco tiene algo de flamenco, yo no lo clasificaría como tal, pero es cierto que su manera de cantar tiene ese deje y los hábitos vocales, pero cuando trabajamos juntos… es otra cosa. Insisto, tienen que venir a ver nuestras nanas para descubrir qué es lo que hacemos”, explica.

Sus Nanas son sinónimo de experimentación, ambient, poesía y flamenco, cargadas de una emotividad y un talento indiscutible. “A fuerza de trabajar juntos, nos dimos cuenta de que el concepto de nana como canción era perfecto, ya que son temas más pausados que conectan con el ambiente que nos interesa”, señala. “A veces es intenso, a veces es delicado… siempre es brutal. En nuestra anterior actuación en vivo, creo que puedo decir que el público disfrutó mucho, y nosotros tanto como ellos”.

La actuación tendrá lugar el 3 de febrero, a las 20:00 horas, en la Cueva de Los Verdes y las entradas  están a la venta online y las taquillas de los Centros, en la Casa Amarilla  al precio de 20 euros por persona.

David Cordero y Niño de Elche

¡Atrévete a vivir experiencia diferente en Cueva de los Verdes!