Bar El Almacén

El bar-restaurante del Centro de Innovación Cultural (CIC) El Almacén, en Arrecife, reabrió sus puertas la pasada semana bajo la novedosa batuta de los Centros de Arte, Cultura y Turismo (CACT) del Cabildo de Lanzarote, que desembarcan así en el principal reducto cultural público de la capital lanzaroteña.

Vuelve a la crónica social este emblemático espacio de la ciudad, ideado por el talentoso César Manrique en la década de los setenta del pasado siglo. Un lugar que logró convertirse con el tiempo en un punto referente que conjugaba vanguardia y cultura; del que miles de lanzaroteños y visitantes guardan un grato recuerdo.

La reapertura del bar-restaurante de El Almacén con la gestión directa de los CACT se produce en plena actividad cultural del Centro, tras su puesta en marcha el pasado año al concluir una larga remodelación. Vuelve por tanto el “hijo pródigo” a un escenario marcado por las propuestas culturales que emanan de la sala de cine y de los espacios expositivos que conforman el CIC.

Bar El Almacén

En una primera visita, el nuevo bar El Almacén se nos muestra muy reconocible; con lo que es inevitable que lleguen a nuestra mente algunos de los muchos recuerdos que guardamos de este lugar; casi todos en compañía de amigos y en medio de un ambiente siempre amable y cálido.

Mientras dejamos atrás la resonancia de años pasados, nos adentramos en esta nueva propuesta que presenta muchas novedades. Quizá la más destacada reside en la cocina, aunque no es la única. La propuesta culinaria lleva la firma de calidad de los restaurantes de CACT Lanzarote, una red con décadas de experiencia en la cocina internacional que ha logrado ir integrando los productos locales en su oferta gastronómica. La de El Almacén no va a ser menos.

Comer aquí no sólo es formar parte de un enclave carismático en la historia cultural de la Isla, sino que ahora más que nunca permite acercarnos al patrimonio gastronómico de los Lanzaroteños. 

En ese laboratorio salpicado por calderos y fogones, los profesionales de los Centros Turísticos han logrado rescatar algunos de los alimentos santo y seña que siempre han ocupado un espacio en las despensas de los isleños, reinterpretados ahora para dibujar una potente carta dirigida a comensales cada vez más exigentes y expertos. 

Se nos presentan aquí divertidas tablas de quesos insulares, así como un sinfín de elaboraciones de croquetas o albóndigas donde los productos de Lanzarote son protagonistas. Podremos degustar también los chip de pescado de morena o el tartar de atún; al igual que conocer el peculiar sabor del cochino negro o saborear un postre de frutas bañado en un suave yogur de leche de cabra, entre otras elaboraciones. 

Creemos que todos estos platos y tapas aciertan al integrar en una variada propuesta gastronómica la producción tradicional del sector primario lanzaroteño.

Un punto de encuentro alrededor de la cultura

En nuestra visita al nuevo bar-restaurante del CIC El Almacén no pasa desapercibida la renovada decoración del espacio, donde encontramos también unas originales mesas de madera que conversan en un rincón del local. Nos acercamos a ellas para descubrir el relato que algunas esconden ya que llevan impresas dibujos y los retratos de personajes que han marcado la vida cultural de la Isla; y entre ellos, claro, el de César Manrique.

Bar El Almacén

La distribución de la sala nos gusta porque el establecimiento se abre a la luz y ofrece la calidez del clima que reina regularmente en esta Isla. La tarde avanza; y entonces nos dejamos llevar por la conversación mientras un pequeño piano nos observa desde otro de los rincones, silencioso, a la espera de que alguien se anime a regalarnos unas notas.

Aquí nos encontramos con Echedey Eugenio, consejero de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote. Y parece satisfecho con el estreno: “Creo que el equipo de los Centros ha realizado un excelente trabajo en la puesta en marcha del establecimiento”, comenta poco antes de aclarar que tenían claro “dónde teníamos la inspiración del proyecto. Desde el minuto cero sabíamos que destacar tanto en la elaboración de la carta como en la puesta en marcha de este emblemático bar”, explica durante un momento de nuestra charla.

Bar El Almacén

“Creo que hemos logrado motivarnos para reabrir un espacio mítico como este, ideado en 1974 por César Manrique, y que forma parte de nuestra historia (…). El público guarda un buen recuerdo de este lugar porque aquí se mezclaba vanguardia y cultura”, decía Echedey Eugenio, quien confía en que el nuevo bar “está llamado a ser eso: un punto de encuentro de la cultura y el ocio que se suma a la magnífica oferta que ya está desplegando en el CIC El Almacén el Área de Cultura del Cabildo de Lanzarote. A esa oferta ahora añadimos un espacio que exhibe una carta fresca de productos locales donde podemos comer o picotear, y degustar algunos de los caldos característicos de nuestras bodegas; y todo ello en medio del centro neurálgico cultural de la capital de la Isla (…). Estamos en un espacio dinámico, donde podemos encontrar a alguien empleando el Wifi, charlando o incluso utilizando el piano en forma amena de pasar nuestros ratos de ocio”, detalla el consejero de los CACT.

Menú diario por 11 euros

El establecimiento cuenta con un menú diario donde elegiremos entre tres primeros platos, tres segundos y un postre, incluyendo el pan y un refresco, o una cerveza. Todo ello al precio de 11 euros.

Hoy, por ejemplo, si pasamos por allí para comer, nos tienen preparado un potaje de lentejas, un gazpacho o una ensalada de lechugas, verduras y queso; de segundo preparan corvina a la plancha con ensalada, un crujiente de pollo relleno de jamón y queso, y unas carrilleras de carne estofadas con verduras. El postre es flan de la casa. Los menús varían cada pocos días.

El chef ejecutivo de los Centros Turísticos de Lanzarote, Alberto Nieto, nos recuerda que las elaboraciones que presentan “están basadas en el producto local, donde empleamos por ejemplo el cabrito, el cochino negro o pescados como la morena, la corvina, el atún o las albóndigas y hamburguesas hechas con pata de cerdo… Y también le hemos dado importancia a la comida vegetariana, y nos atrevemos con el humus realizado con la garbanza de San Bartolomé”.

También reconoce Nieto que la reapertura en pleno centro de negocios de la capital de Lanzarote supone “un reto” para desplegar la cocina de los CACT: “Es un lugar donde nos posicionamos en medio de la oferta que presenta la ciudad, buscando diferenciarnos, tanto por el ambiente cultural como por la cocina que realizamos aquí”, detalla quien capitanea la propuesta gastronómica del nuevo bar-restaurante del CIC El Almacén.

El establecimiento abre de martes a sábado, de 11.00 a  00.00 horas, si bien se ampliará el servicio los días en que se proyecte cine en la sala.