Museo Eduardo Westerdahl

Una apuesta de arte contemporáneo en España

14 junio – 15 septiembre, 2013 / Sala Exposiciones temporales     

Organización: Fundación Mapfre Guanarteme en colaboración con el Museo Internacional de Arte Contemporáneo de Lanzarote

Itinerario: Fundación Mapfre Guanarteme, Las Palmas de Gran Canaria (22/06-23/07/2012)

Artistas: Maud Bonreaud, Óscar Domínguez, Elvireta Escobio, Manuel Millares, Plácido Fleitas, Juan Ismael, Lola Massieu,  Felo Monzón,  Juan Ismael, Pedro González, Ángel Ferrant, Eduardo Úrculo, Will Faber, Wolfgang Paalen, Policarpo Niebla, Pino Ojeda, José Sixto, Fredy Szmull, Eileen Agar, Stig Akerval, Yela Brichta, Karl Drerup, Ted Dyrssen, Will Faber, Ángel Ferrant, Gustav Gulde, Karl Hacker, Agda Holmsen, Gumilla Kihlman, Jorge Lindell Díaz, Vizcondesa de Noailles, Luc Peire, Linneá Piponius, Enric Planasdurá, Hans Platscheck, Edgar Pompecky, Carla Prima, Stefan Von Reiswitz, Tony Subbling y Eva Varre.

Comisariado: Celestino Hernández

Con la colaboración de: Museo de Arte Contemporáneo Eduardo Westerdhal (MACEW) y el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias.

Con la ayuda de: Viceconsejería de Educación y Universidades de Canarias

“El Museo de Arte Contemporáneo Eduardo Westerdahl, inaugurado en una sala del Instituto de Estudios Hispánicos [de Canarias] del Puerto de la Cruz el 28 de marzo de 1953, representó un acontecimiento necesariamente destacable por su excepcionalidad. La viabilidad de un museo de estas características en la España de los cincuenta fue posible sobre todo por la aportación de obras de la colección de Eduardo Westerdahl, a las que se unieron contribuciones importantes como la de [Alberto] Sartoris y la de varios artistas, como el propio Millares”·

José Luis de la Nuez, 2011

El crítico, editor y coleccionista Eduardo Westerdahl (Santa Cruz de Tenerife, 1902-1983) es un referente y vínculo esencial entre Canarias y las vanguardias internacionales en el ámbito del arte, la arquitectura o la literatura. Su trayectoria lo convierte en una figura clave en la renovación de los lenguajes artísticos en los años treinta del pasado siglo y puente entre los más destacados protagonistas del cambio de mirada que se producía en esos momentos en Europa.

La apertura del Museo de Arte Contemporáneo Eduardo Westerdahl fue la primera experiencia en Canarias de exposición pública de una colección de arte cuyo eje estaba íntimamente ligado a la modernidad y a la pasión que Westerdahl sentía por el mundo de la creación. Pero también a la intensa vida de relaciones y estrechos vínculos que fue generando tanto en sus viajes por las grandes ciudades europeas como en su propia isla, lo que le facilitó la amistad, el apoyo y la confianza de figuras como André Breton o Benjamin Peret, y las aportaciones de numerosos artistas canarios, nacionales e internacionales.

Esta exposición, comisariada por Celestino Hernández, se articula en dos espacios: el ámbito Canarias, con obras de Óscar Domínguez, Juan Ismael, Felo Monzón, Elvireta Escobio o Manuel Millares, entre otros; y el nacional e internacional, donde vemos piezas de Ángel Ferrant, Wolfang Paalen, Eduardo Úrculo, Will Faber, Luc Peire o Carla Prina. Un total de cuarenta obras de pequeño y mediano formato, fechadas entre los años 1934 y 1964.

Con este proyecto, el Museo Internacional de Arte Contemporáneo da continuidad a una serie de exposiciones en las que se profundiza en la dinamización de la colección como motor y eje de acción de un museo, institución privada o pública. En esta ocasión, la Colección Eduardo Westerdahl nos ofrece la posibilidad de adentrarnos en un significativo periodo de la historia del arte a través de este conjunto de obras que muestra las preferencias plásticas y estéticas de su creador.