Museo Atlántico

El Museo Atlántico se ha concebido como lugar para la preservación, conservación y educación del medio
marino y la naturaleza, parte integral del sistema de valores humanos. Este es un mensaje latente en la obra de Jason deCaires Taylor y una llamada a la defensa de los óceanos que el artista proyecta en todos sus trabajos.
El proyecto museístico está creando un gran arrecife artificial formado por un conjunto de instalaciones escultóricas realizadas en hormigón de pH neutro que, con el transcurso del tiempo, servirán para incrementar la biomasa marina y facilitar la reproducción de las especies de la isla de Lanzarote

Localización

El museo está ubicado a unos 12 metros de profundidad, próximo a la costa sur de Lanzarote, en la Bahía de Las Coloradas, un enclave elegido fundamentalmente por las características físicas del suelo submarino, abarcarcando una superficie de 2.500 metros cuadrados que será accesible para buceadores y  apneísta , y se constituirá en foco de atención turística y cultural.

Horario oficina: 09:00 a 17:00 (lunes a viernes)

Horario inmersión: 10:00 a 16:00
Última inmersión: 15:30

El Museo Atlántico dispone de un Buque de Seguridad.

Puntos de Información:

  • Oficina  Museo Atlántico: De lunes a viernes de 09:00 a 17:00 horas. Tel información: 901 200 300
  • La Casa Amarilla: C/ León y Castillo, Nº 6, Arrecife, Lanzarote. De 10:00 a 20:00 horas de lunes a viernes. Los sábados de 10:00 a 14:00 horas.

Adultos Buceo: 12,00 € *
Adultos Free Diving: 8,00 €
(Las reservas se hacen exclusivamente a través de los Centros oficiales de buceo)

* Se requiere titulación homologada de buceador hasta 16 metros, de acuerdo a la legislación vigente.

*El precio no incluye   equipo de buceo, ni transporte (+INFO: 901 200 300)

1 hora máximo en el agua.
Las salidas dependerán del  Centro oficial  de buceo.

Amigos del Museo Atlántico

El 2% de los ingresos del Museo Atlántico estará destinado a proyectos de protección, estudio y/o divulgación de la vida en el medio ambiente marino de Lanzarote y Canarias. Si usted desea hacerse amigo del Museo Atlántico, y contribuir a esta causa puede hacerlo a través de la cuenta amigosdelma@centrosturisticos.com

Cuando realice su primera donación, recibirá un carnet de amigo del Museo Atlántico, y será puntualmente informado de los proyectos a los que se dedican las donaciones. Para mayor detalle del compromiso del Museo Atlántico con la sostenibilidad, el arte, y la naturaleza, puede consultar el decálogo de Sostenibilidad.

El  centro oficial  de buceo, le suministrará el equipamiento  necesario.

Puede ser una actividad familiar. Leer antes las restricciones legales.

Certificación Obligatoria:  Titulaciones homologadas que habiliten para el descenso hasta 16 metros de profundidad

Además, la actividad de buceo  no está recomendada en el caso de:

  • Personas con problemas cardíacos, asma o resfriados.
  • Personas con resaca o bajo la influencia del alcohol o las drogas.
  • Mujeres embarazadas.

*Los menores de edad deberán consultar los requisitos  de la actividad,  con  el centro  oficial  de buceo seleccionado.

Un museo bajo el mar

De las galerías a un mundo submarino

La creación del monumental proyecto Museo Atlántico del artista Jason deCaires Taylor aspira a crear un fuerte diálogo visual entre arte y naturaleza. Diseñado con un enfoque conservacionista para generar un arrecife artificial a gran escala, desde sus primeras instalaciones, en 2016, ya ha logrado un considerable incremento en los índices de diversidad y abundancia de especies, siendo frecuentado actualmente por tiburones ángel, bancos de barracudas y sardinas, pulpos, esponjas marinas y la ocasional raya mariposa.

El museo, que ocupa un área de 50 x 50 metros de lecho marino arenoso desprovisto de vida, está construido con materiales de pH neutro respetuosos con el medio ambiente, y todas las piezas han sido diseñadas para adaptarse a la vida marina endémica. El museo inicia su recorrido en una entrada y concluye en una salida. Está formado por diez instalaciones que aspìran a reflejar la contemporaneidad y nos trasladan algunos interrogantes sobre el uso de los recursos naturales.

jasondecairestrabajando
Jason DeCaires Taylor ha sido calificado por la revista Foreign Policycomo el “Jaques Cousteau del mundo del arte”, siendo un escultor de reconocimiento internacional que crea instalaciones vivas submarinas.
Nacido en 1974, de padre inglés y madre guayanesa, Taylor creció en Europa, en el sureste de Inglaterra, y se graduó por el London Institute of Arts en 1998, con calificación BA honorífica en escultura, para después convertirse en instructor de buceo y naturalista submarino. Con más de 20 años de experiencia buceando, Taylor también ha sido ganador de premios de fotografía submarina, con dramáticas imágenes que capturan la evolución de las esculturas y los efectos metamórficos del océano.

En 2006, Taylor fundó y creo el primer parque subacuático de esculturas en el mndo. Situado en la costa oeste de Grenada en las Antillas, está considerado por National Geographic como una de las 25 Maravillas del mundo, y fue decisiva en la creación de un área nacional marina protegida por el gobierno local. En 2009, fundó MUSA (Museo Subacuático de Arte), un museo monumental con una colección de más de 500 esculturas, sumergidas junto a la costa de Cancún; descrito por Forbes como uno de los destinos turísticos únicos del mundo. Estos ambiciosos y permanentes trabajos públicos tienen un objetivo práctico cuya función consiste en facilitar una interacción positiva entre las personas y el frágil hábitat submarino.

El arte de Taylor es único, una paradoja de la creación: objetos inertes construidos para ser absorbidos por el océano y convertidos después en vivos arrecifes de coral, retratando así la intervención humana como positiva y alentadora. Numerosas publicaciones y documentales han destacado su extraordinario trabajo, incluyendo la BBC, la CNN, Usa Today, the Guardian, Vogue, New Scientist y Discovery Channel, sin embargo, nada puede hacer justicia a la efímera naturaleza de su arte, ya que cada visita es única y subjetiva, sujeta a la dinámica fluctuante del océano.

Conciencia medioambiental

Sus pioneros proyectos de arte público son más que ejemplos satisfactorios de conservación.
Son también obras de arte que buscan fomentar un cambio social a favor de una mayor conciencia medioambiental y, a su vez, nos ofrecen la posibilidad de apreciar la asombrosa belleza natural del mundo submarino.
Durante el verano de 2014, Taylor sumergió “Ocean Atlas” en las Bahamas, actualmente la escultura individual más grande hasta la fecha sumergida en el mar, con 5 metros de altura y más de 60 toneladas.
decaires1

Ruta Museo Atlántico

Los Jolateros Museo Atlántico

Los Jolateros

Una agrupación de niños en sus barquitas hechas con latón, denominadas “jolateros”. Una referencia a esta tradición de Lanzarote y una metáfora de un posible futuro para nuestros niños, marcado por la precariedad que supondría navegar con una chapa.

Inmortal

Moldeada a partir de un pescador local de la isla de La Graciosa, en la costa norte de Lanzarote, la escultura la forman una serie de palos de hormigón que conforman una tradicional pira funeraria.

La Balsa de la Lampedusa

Reflexión sobre la crisis humanitaria basada en la pintura de Gericáult, que representa una escena del naufragio de la fragata francesa Medusa en la costa de Mauritania, y el abandono que sufrió la tripulación. Un reconocimiento hacia aquellos que han perdido sus vidas en esa travesía.

Desconectado

Una pareja tomando un “selfie” nos sitúa en el uso de las nuevas tecnologías y la autorreferencialidad. Esta escultura, ubicada junto a La Balsa de Lampedusa, elude un momento trágico y lo convierte en acontecimiento “de fondo”, digno de ser registrado.

Cruzando el Rubicón

Esta obra está formada por un grupo de 35 figuras que caminan hacia un muro y una puerta bajo el mar, un límite entre dos realidades y un portal hacia el Océano Atlántico. Es un monumento al absurdo, una barrera disfuncional en medio de un vasto fluído, un espacio tridimensional que puede sobrepasarse en cualquier dirección.

Jardín Híbrido (varias piezas)

Fusionan naturaleza y humanidad a la vez que referencian la rica vegetación de Lanzarote. Esculturas mitad humanas, mitad cactus, constituyen una parte importante del jardín botánico.

El Portal

En el portal una joven híbrida mira hacia un gran espejo cuadrangular que refleja la superficie del océano en movimiento. El espejo se eleva sobre una serie de estructuras con forma de cactus que contienen pequeños compartimentos, “estaciones vivas” diseñadas para atraer pulpos, erizos de mar y alevines.

Desregulado

Desregulado es un parque infantil en el que juegan en un columpio y dos balancines, trajeados hombres de negocios ajenos al mundo natural.

Foto Op

De forma similar a la pareja “selfie”, los fotógrafos plantean un debate sobre el permanente registro de imágenes en las sociedades contemporáneas.

La última pieza del Museo Atlántico es un remolino humano compuesto por 200 esculturas a tamaño real que crean una gran formación circular. La posición de las figuras da forma a un arrecife habitable por especies marinas y constituye una emotiva despedida para los visitantes al final del tour.

¡Visítanos!

Una puerta al océano

Si quiere descubrir el Museo Atlántico debe hacerlo a través de los centros de buceos  autorizados  para realizar la inmersión. Los centros autorizados contarán con instructores que han recibido formación como EDG (Eco Diver Guides).

Más información en museoatlantico@centrosturisticos.com

Puede disfrutar de las esculturas y realizar fotografías si así lo decide.

Las fotografías submarinas están permitidas siempre y cuando sean para un uso personal.

Si se desean utilizar comercialmente las imágenes, se deben poner en contacto con nuestro departamento de derechos de autor, pulse en el botón para enviar un email a dicho departamento.

Descargue el mapa con la ruta submarina sugerida para visitar el Museo Atlántico.

Museo Atlántico mapa

¿Nos valoras?

Estamos en TripAdvisor, queremos conocer tu experiencia en el Museo Atlántico