Individuo e identidad

En la Colección Ordóñez-Falcón de Fotografía depositada en TEA Tenerife Espacio de las Artes

19 marzo – 14 mayo, 2010/ Sala Exposiciones temporales     

Organización: TEA (Tenerife Espacio de las Artes) en colaboración con el Museo Internacional de Arte Contemporáneo de Lanzarote

Artistas: Céline Van Balen, Zhang Huan, Andrés Serrano, Pierre Gonnord

Comisariado: Javier González de Durana

Con la colaboración de: Centro de Fotografía de Tenerife

Con la ayuda principal de: Cabildo de Tenerife

Individuo e identidad es una reducida muestra de la amplia Colección Ordóñez Falcón de Fotografía (COFF), depositada por periodo de diez años en TEA Tenerife Espacio de las Artes, comisariada por Javier González de Durana, director artístico del museo tinerfeño, que reúne a cuatro artistas en torno a la idea de identidad desde planteamientos diversos.  La COFF cuenta con más de 1.100 obras, datadas desde los años 20 del siglo pasado hasta la actualidad, en un recorrido por la fotografía universal con autores como Stieglitz, Adams, Sander, Weston, Rodchenko, Abbot, Brassaï, Penn, Avedon, Doisneau, Warhol, Sherman, Ruff, Höffer, Olaf, Fontcuberta y un larguísimo listado de igual relevancia. De ese magnífico conjunto se han seleccionado 21 imágenes centradas en el retrato, un tipo de retrato que pone de relieve no sólo al sujeto observado, sino sobre todo al individuo dotado de una identidad.

El polifacético artista chino Zhang Huan (China, 1965) nos muestra un primer plano directo de su rostro que va recubriendo progresivamente con los nombres de sus antepasados, quedando plasmado sobre su cara todo el árbol genealógico familiar; así, cuando los nombres de todos los que hicieron posible la existencia del individuo se hacen patentes, la identidad de la persona queda sepultada e irreconocible.

Las adolescentes musulmanas retratadas por Céline Van Balen (Holanda, 1965) posan todas en idéntica actitud y a la misma distancia de la cámara. A pesar de las diferentes procedencias, genealógicas  o geográficas, un dato de su vestimenta coincide en todas ellas: el pañuelo con el que cubren su cabeza, un elemento que las uniformiza y que con seguridad se debe a un imperativo religioso. Y también otro dato común a las nueve muchachas: la tristeza de sus miradas. Sin excepción.

Los mendigos de Pierre Gonnord (Francia, 1965) –Antonio y Francisco- se muestran en toda su miseria física, pero sin melodramatismos. Ancianos vapuleados por la vida que, en su calamitosa indigencia, poseen una poderosa personalidad. La mirada del artista nos conduce a un detenido examen de cómo son, su fuerte individualidad, la arrasada voluntad de ser que aún les impulsa, y que en ese arrasamiento perdura la llama de la dignidad.

Las dos fotografías de Andrés Serrano (Nueva York, 1950) incluidas en su serie “América”, retrata los estereotipos americanos de finales del siglo XX a través de personajes “carismáticos” cuya suma de todos configuraría, según Serrano, el retrato de la América actual. Aquí tenemos a Bello Nock. America’s Best Clown y a Boy Scout John Schneider, exultantes y pletóricos, brillantes como anuncios publicitarios, seguros de sí mismos.